Como lo expresa su nombre, sus grandes masas musculares lo caracterizan, su ancho, su profundidad, su frame moderado de angus pastoril y su bajo peso al nacer, hacen de este hijo del Rito 707, una opción muy válida a la hora de elegir un toro padre para masificar su rodeo.

Compartilo: